Volar por 16 horas

Después de muchos planes, de preparar todo, de tristes despedidas, y de varias noches sin dormir el momento llego, ahí estaba en el aeropuerto de Los Ángeles a punto de tomar el vuelo mas largo de mi vida. Y no es metáfora, literal era el vuelo mas largo que había hecho en mi vida, estuve 16 horas en el aire, atravesando el pacifico. La verdad fue un vuelo tranquilo, recuerdo que como acostumbraba en viajes anteriores tome algunas pastillas para dormir, que en realidad no hicieron mucho efecto, creo que mi emoción de vivir la experiencia era mas grande, vi algunas películas, leí algún rato, y constantemente revisaba la pantalla para ver en que parte del planeta estábamos, recuerdo que en algún punto tuve miedo, miedo al darme cuenta que ya no había vuelta atrás, miedo a la incertidumbre de saberte en medio de océano camino a un mundo completamente desconocido. Confieso que fueron las 16 horas mas largas de mi vida, 16 horas de muchas preguntas, de mucha incertidumbre, de grandes emociones, pero, sobre todo, 16 horas de darme cuenta que finalmente había logrado mi sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *