¿Por qué Australia?

El mundo es tan grande, existen tantos lugares, culturas, espacios que seguro toda una vida no nos alcanzaría para recorrerlos todos. Mi vida se había convertido en una rutina, y digo no me gustaría puntualizar que las rutinas son malas, es solo que esta, a mi en particular no me hacia sentir que yo iba a algún lado. También es cierto que venia de una serie de decisiones que me tenían envuelta en una vida la cual no me apasionaba mucho que digamos. Era tiempo de cambiar mi vida radicalmente o me volvería loca, estuve imaginando mucho por donde había que empezar y un día me senté a revisar que era lo que realmente me tenia tan inconforme; – Trabajo, aunque es cierto que era un trabajo bueno, sentía que estaba estancada y siempre la principal razón era, no poder comunicarme en ingles, idioma indispensable en el mundo de los negocios, entendía y medianamente lo hablaba, pero siempre entraba en pánico al momento de hablarlo por lo que era imposible tener un puesto mejor en la compañía. – Vida personal, hacia tiempo que nada en realidad me emocionaba, si recorría mi cabeza creo que en lo único que encontraba entusiasmo era en la idea de viajar y vivir en otro lugar. Es entonces cuando decidí buscar en lugar que me ayudara a mejorar profesionalmente y que además llenara de entusiasmo mi vida. Como dije ya, el mundo es gigante, así que la decisión no era nada sencilla, pero bueno haciendo las limitaciones, comencé por revisar los países de habla inglesa, era muy importante que ese país me diera la oportunidad de estudiar y trabajar, ya que mi idea era crecer en todos los sentidos. Después de mucho revisar había dos opciones muy interesantes; Canadá y Australia, para este punto siendo honestos la decisión fue casi inmediata, odio el frio así que Australia era sin duda el lugar. No me equivoque, esta tierra me ha llenado de grandes experiencias, ha cambiado mi vida y me ha dado la certeza de que este donde este jamás volveré a tener un ataque de pánico siempre sabré que soy capaz de aprender mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *